Luis Guillermo Angel Restrepo El Piloto Profesional

Más de 40 años de carrera, más de 16 mil horas de vuelo, fue piloto de aviones de combate de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, salvó la vida de más de 150 pasajeros y 4 tripulantes de una aeronave a la que le colapsaron los motores después de estrellarse. éste tipo de antecedentes, permiten que Luis Guillermo Restrepo sea reconocido hoy como el mejor piloto colombiano.

Luis Guillermo Angel Restrepo

Luis Guillermo Angel Restrepo

En una reciente conferencia para estudiantes de vuelo, el piloto Luis Guillermo Ángel, reveló con cariño sus mejores secretos profesionales. Habló de la responsabilidad y el profesionalismo que requiere cada vuelo, la concentración de cada viaje, la prevención de los acontecimientos, y la importancia de dudar.

“A veces los pilotos nos sentimos confiados, podemos sentir que no las sabemos todas… yo después de 40 años de carrera, sigo revisando la nave antes de empezar un vuelo, prefiero prevenir y asegurarme de que todo está bien, antes de volar” dijo Luis Guillermo a los estudiantes.

Enfatizó en la importancia de los tripulantes, a quienes los considera su familia en el momento de volar. Para él, hay problemas técnicos que solo corresponden a la cabina de vuelo, los tripulantes no deben enterarse. También consideró un gran alago, cuando uno de los tripulantes te felicita por tu aterrizaje, éste es el máximo piropo para un piloto.

Luis Guillermo Ángel, asegura que el campo laboral no es fácil, como sucede con el resto de profesiones, aconseja mantener buenos contactos, aprovechar las oportunidades que brindan las aerolíneas, 2No esperes que una gran empresa te deje a tu disposición uno de sus aviones, sin antes haber demostrado tus méritos para utilizarlo” dijo Luis Guillermo.

Lo más interesante de su charla fue oír de su voz la conmovedora historia que revive como si hubiera acabado de suceder: “Tenía un vuelo con 150 tripulantes, en la cabina éramos 4, me estrellé contra unas aves y el avión se desestabilizó, parecía estar todo fuera de control, el avión no respondía y yo sudaba sin control”. Experiencia que lo llevó a ser reconocido como héroe y que él asegura haber logrado superar gracias a su permanente seguridad en sí mismo y en Dios.